La excursión imprudente de CARVAJALLa excursión imprudente de CARVAJAL

La excursión imprudente de CARVAJAL

el canterano se lesionó un pie en una presa justo antes de tener que viajar con el real madrid a estados unidos en la pretemporada: mou le puso la cruz.


Carvajal, Carvajal, Carvajal. No se le ha visto aún en el Real Madrid, apenas en un viaje a Lyon para un partido de Liga de Campeones en el que además quedó finalmente descartado. Pero su nombre no ha parado de sonar. Carvajal, Carvajal, Carvajal. En cuanto el Madrid tenía un contratiempo en su demarcación, la del lateral derecho, el nombre del canterano retumbaba en la calle y en los medios de comunicación. Pero Mourinho, impasible, encontró una y otra vez otras opciones. Primero, claro, Sergio Ramos, pero cuando el sevillano pasó al centro de la defensa tampoco le hizo un hueco al chaval en el desfile: Arbeloa, Lass, Albiol, Varane y hasta Altintop. No es que el portugués haya abierto mucha la mano a la Fábrica durante el curso, pero su enroque con Carvajal llegó a parecer una obstinación personal. Y de alguna manera, lo era. 
No fue un olvido gratuito el del entrenador luso, tampoco que estuviera ciego ante las prestaciones del carrilero. Basta mirar un rato al Castilla para ver que su ‘dos’ va sobrado, un escalón por encima del resto. Pero cometió una imprudencia en el verano que le ha pasado fatalmente factura. Ocurrió justo antes de la gira de pretemporada del Real Madrid a Estados Unidos. 
Mourinho le dio a Carvajal, entre otros, la alegría del año. “Prepárese, que viene con el prijmer equipo”. El de Leganés dio un bote. Y no se le ocurrió otra cosa que ir a celebrarlo de excursión a una presa con unos amigos. En qué hora... Por temeridad o mala suerte, el futbolista se lastimó un pie. Nada grave, pero sí lo suficiente como para no poder golpear el balón durante unos días. Mourinho no dio explicaciones. No hacía falta. Lo dejó en tierra y se llevó a Los Angeles a Nacho, Tébar, Álex, Juanfran y Morata. 
Carvajal ha digerido en silencio su escarmiento. Y rindiendo con el filial. Más minutos que nadie en el ascenso (3.107) y rey de las asistencias (9). Y hasta dos goles. A Mou le ha convencido. Le volverá a llamar. Y seguro que esta vez Carvajal se queda en casa para celebrarlo.