la pasión no entiende de carburantesla pasión no entiende de carburantesla pasión no entiende de carburantesla pasión no entiende de carburantesla pasión no entiende de carburantes

la pasión no entiende de carburantes

con 770 cv, este modelo se convertirá en el híbrido más rápido y potente del mundo. porsche ultima su desarrollo mientras suspiramos con su belleza.

Además de los probadores de la marca, sólo los que juegan al “Need for Speed Hot Pursuit” (conde aparece este modelo) pueden imaginarse las brutales prestaciones de este superdeportivo. 
El resto de los mortales tendremos que conformarnos con sus fotos (Porsche está mostrando diferentes imágenes de todas sus etapas de desarrollo) y datos técnicos, que acaba de desvelar la marca alemana.
Ya hemos podido verlo al desnudo en una sesión tomada en el circuito de pruebas de Nardo. Ahora nos enseñan la carrocería en su totalidad, que mantiene un diseño fiel al del concept presentado en el Salón de Ginebra de 2010. Eso sí, el prototipo muestra un camuflaje muy particular, unos vinilos que rememoran la decoración usada en los históricos modelos de competición basados en el Porsche 917.
Este modelo nace para cubrir el hueco dejado con el exclusivo Carrera GT, pero el 918 Spyder es muy diferente, pues se trata de un híbrido plug-in (enchufable a la red para cargar las baterías) que combinará un motor de gasolina con uno eléctrico. Porsche ha confirmado que a finales de septiembre de 2013 iniciará su fabricación en la planta de Zuffenhausen. La producción finalizará en 2016 y las previsiones son de 250 unidades anuales.
Para su estructura, Porsche utilizará un chasis monocasco realizado en CFRP y aluminio que tiene un peso total de 220 kg. Se espera que el conjunto no sobrepase los 1.700 kg, una cifra muy decente teniendo en cuenta la enorme masa de las baterías y sistemas eléctricos.
Desde el punto de vista técnico, la estrategia Porsche Intelligent Performance se aprecia no sólo en la estructura del chasis monocasco, sino también en el sistema de propulsión. Éste combina un motor de combustión de última generación (un V8 de 4.6 l que producirá una potencia de 570 CV y que puede girar hasta 9.000 rpm.), con dos motores eléctricos. El primero está ubicado en el eje delantero y entrega 121 CV. El segundo actúa sobre las ruedas traseras y rinde 109 CV. La caja de cambios es automática de doble embrague y 7 velocidades PDK.
En conjunto, contará con 770 CV de potencia y un par motor máximo de 750 Nm, además de cinco modos de funcionamiento: E-Power, hybrid, Sport Hybrid, Race Hybrid y Hot Lap.
Sin duda alguna, el rendimiento de esta modelo será extraordinario. por un lado, ofrece una potencia específica de 125 CV/l, que supera ampliamente a la del Carrera GT. Por otro, presume de un extremadamente reducido valor del consumo de combustible: según la marca, tres litros cada 100 kilómetros (70 gramos por kilómetros de emisiones de Co2) que le permiten ofrecer una impresionante autonomía máxima de 3.000 kilómetros (valores todos en modo híbrido y aún pendientes de homologación).
El circuito italiano de Nardo está siendo escenario de su puesta a punto. En este sentido, Wolfgang Hatz, miembro del comité ejecutivo de I+D de Porsche AG, ha dicho que “los primeros resultados de las pruebas de conducción están en línea con las altas expectativas puestas en el 918 Spyder”. 
De momento, las cifras de aceleración declaradas son de ciencia ficción: de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos, de 0  200 km/h en casi 9 segundos y hasta 300 km/h en poco menos de 27 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 325 km/h, en modo combinado. Eso si, con el único impuso de los motores eléctricos su velocidad máxima es de 150 km/h, una cifra que también está muy por encima de la de los híbridos comunes del mercado.