El peor momento de LewisEl peor momento de LewisEl peor momento de Lewis

El peor momento de Lewis

Hamilton está atravesando su etapa más dubitativa, justo cuando está negociando su renovación con mclaren para la temporada 2013

Nubes de tormenta empiezan a poblar la mente de Lewis Hamilton. El británico parecía haber encontrado el equilibrio después de un 2011 más que dubitativo, en el que batió la plusmarca de visitas a las oficinas de los comisarios de la FIA para ser sancionado. Sin embargo, en una temporada en la que la igualdad imperante ha permitido cinco ganadores en otros tantos grandes premios, Hamilton ha caído a un segundo plano. La frágil estabilidad que había alcanzado está en peligro, y cuando Lewis pierde el norte, resta todo lo que suele sumar por su innato talento. Los tres terceros puestos no son suficientes para saciar su voraz apetito. McLaren, por supuesto, no queda exenta de culpa en esta ausencia de resultados. El error que cometieron en la clasificación de Montmeló, dejando el monoplaza de Hamilton sin combustible suficiente para llegar a pista y provocando una durísima exclusión, y varios errores en los repostajes ejemplifican a la perfección que una cuerda del piano de Woking está desafinada. Mientras, a Hamilton le vuelven a exigir sacrificios para renovar.
otro ultimátum de mclaren
Lewis tuvo que cortar el cordón umbilical con su padre Anthony por obligación. McLaren le exigió que su progenitor saliera de su lado, bajo amenaza de expulsión del equipo, y al ya campeón del mundo no le quedó otra. A día de hoy, le piden otro sacrificio, pero de carácter pecuniario: le han ofrecido una renovación a la baja. Él afirma que no tiene prisa por sentarse a hablar, pero mientras ya hay otras escuderías que han puesto el radar apuntando a Lewis Hamilton.