entrevista impertinenteentrevista impertinente

entrevista impertinente

Brillante y distinto, Diego Torres (39 años, Mendoza, Argentina) es algo más que un periodista, son los ojos y los oídos de El País en el Real Madrid. A partir de sus textos se han conocido entresijos y episodios ocultos del vestuario blanco. Se ha convertido en azote de Mourinho, tan poco amigo de las filtraciones. Los fieles del luso le tienen como blanco de sus iras.

MOURINHO ACABA DE RENOVAR ¿Se siente con fuerza para aguantar hasta 2016?
1Me siento exactamente igual de fuerte que hace una semana.
¿Sus fuentes del vestuario blanco estarán que trinan tras la renovación de mou?
2Alguna lleva un brazalete negro.

¿Es una victoria de Eladio
Paramés sobre usted?
3Depende de cómo se sienta Eladio. No cuenta el enemigo, sino el que lo siente.
De periodista de prestigio a Diego Torres facts y cuentas fakes con su nombre.
4La gente debe tener muchísimo tiempo libre y mucho dinero para gastar en comentar cuestiones que no tienen que ver con su profesión.
¿tiene miedo de la ‘yihad mourinhista’?
5La realidad virtual no tiene por qué atemorizar. Pero tampoco entiendo cómo algunos madridistas están dispuestos a inmolarse por principios que siempre repudiaron.
¿Cuántas veces han pedido su cabeza en el periódico?
6No lo sé. No las he contado.

¿Cuántas preguntas le van a conceder en las ruedas de prensa DE VALDEBEBAS hasta 2016?
7Si me conceden preguntas con la frecuencia que me concedieron el último mes, ninguna.
¿Cuál es la última entrevista que ha pedido en el Madrid y la última que le han concedido?
8La última que pedí no la recuerdo, como hace un año. Nos marcaron el camino y ya nunca más pedimos. La última que me concedieron fue en octubre de 2010, a Sergio Ramos. 
Un tuit suyo: “Que Ramos y Neuer se estén provocando ante el mundo, como dos niños, me parece una prueba de su amor por el juego. Los felicito”. ¿Está de coña?
9En un mundo como el del fútbol, donde los jugadores hacen cálculos sobre el dinero que pueden ganar a cada momento, que Ramos tenga un ataque de aficionado, de jugador de barrio, es de elogiar.
DIGA LA VERDAD, Usted ESAS COSAS QUE CUENTA se lAS inventa.
No. No soy una persona imaginativa.