SPORTYOU

Archivo
28 de febrero de 2020 28/02/20

Opinión

Un momento

La muerte de Kobe Bryant ha supuesto un duro mazazo a quienes convivieron, de manera más o menos cerca, con él


27 de enero de 2020 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Puedes ponerte a repasar todos los recuerdos de tu vida que están relacionados con Kobe Bryant y sorprenderte con que son más de los que tú pensabas. Bastantes más. Da miedo.
(más…)

Temas relacionados:

Lógica

La llegada de Durant a Golden State no ha dejado indiferente a nadie


5 de julio de 2016 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Con medio mundo llevándose las manos a la cabeza con la decisión tomada por Kevin Durant y con el otro medio babeando por lo que pueden ser los Warriors 16/17, la valoración es clara: KD quiere ganar anillos. Sin más. En Oklahoma lo ha intentado pero no ha podido. Unas veces las lesiones, otras la inexperiencia, otras Scoot Brooks y otras, la plantilla… (más…)

Temas relacionados:

De todos

Aún estoy entumecido. Probablemente tenga la culpa el frío. Hasta las temperaturas más bajas en los últimos sesenta años en NYC han querido estar. Frozen. No tengo claro cómo de grande ha sido esto. Ni idea. Siempre hablando de tallas gigantes. Colosales. Porque dos hermanos fueron elegidos por votación popular mundial para ser titular en […]


16 de febrero de 2015 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Pau y Marc Gasol

Aún estoy entumecido. Probablemente tenga la culpa el frío. Hasta las temperaturas más bajas en los últimos sesenta años en NYC han querido estar. Frozen. No tengo claro cómo de grande ha sido esto. Ni idea. Siempre hablando de tallas gigantes. Colosales. Porque dos hermanos fueron elegidos por votación popular mundial para ser titular en el evento que utiliza la NBA para mostrarse al mundo como uno de las competiciones más importantes. Y esos hermanos son como yo. A ver, entiéndame, evidentemente no soy como ellos. Ni tengo ese talento descomunal para el baloncesto, ni su físico, ni su mente inquebrantable para derribar las puertas del cielo. Pero somos iguales. Usted es igual que ellos y que yo. Lo del domingo es para felicitarnos. Es de todos.

Saltaron por aquellos que trasnochamos y por los que lo ven en diferido. También por los que desprecian la NBA pero esto lo celebran. Porque suyo de alguna manera. A medida que se iba acercando al centro de la pista para el salto, me ponía nervioso. Aunque no sabes lo importante que puede llegar a ser, tu corazón se acelera porque siempre va por delante de la mente. Miraba como se mira una obra arte como el Guernica o el Coliseo de Roma o el final de “La princesa prometida”. Algo hermoso

Pues yo he estado en uno de esos momentos del deporte español que forman parte de las hazañas que nunca olvidaremos. De verdad, piensen en los logros de nuestro deporte y sumen lo que vimos en el MSG. Y yo estuve allí. Arriba del todo viendo el brillo del momento. Asumir que esto no va a volver a pasar. O sí,quién sabe pero nada es como la primera vez. Es casi imposible que vuelvan a ser titulares, que salten, que haga tanto frío en NYC y que yo esté allí. Ustedes también. El salto lo dimos todos. Desde fuera. Estados Unidos o España.

Temas relacionados: , , ,

Pau Gasol, una decisión inteligente

http://www.basket4us.com/blog/2014/07/13/pau-gasol-una-decision-inteligente-130012.html


13 de julio de 2014 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Pau Gasol siempre me ha parecido un tipo inteligente. En la pista y fuera de ella. Se va a Chicago haciendo valer la oferta deportiva pero sin desmerecer otros aspectos. Hay hay quien le cuesta entender que haya dejado atrás Los Angeles y a los Lakers. La seguridad de lo conocido y la garantía de un mercado tan importante como el angelino.

Quedarse allí era lo mismo pero con más edad y menos paciencia. Kobe ante sus últimas temporadas de baloncesto, secundarios como YoungLin. Un proyecto sin rumbo claro y con un futuro poco brillante. En el tema económico, la oferta era buena (no buenísima) y ya se sabe que ser jugador de los Lakers vende mucho. Sin embargo, su nuevo destino no es mala opción en absoluto.

Chicago es el tercer mercado de la NBA que más beneficios puede reportarle, aparte de ser una de las ciudades con más influencias y población europea de todo Estados Unidos. Forma parte de esa élite de consumo juntó con New York y L.A. La comunidad hispana en Chicago es enorme, una de las mayores de todo el país.

En el plano deportivo, los Bulls son una gran elección porque tienen plantilla para ser de los mejores de la NBA. Si Rose funciona como debe, candidatos al anillo. Así de claro. La pareja Gasol-Noah pasa a ser uno de los dúos más potentes de toda la NBA. Se van a hacer la vida fácil uno al otro. Los buenos, suelen entenderse muy bien. El estilo de juego impuesto por Thibodeau le viene muy bien a las piernas ya maduras de Pau. Menos velocidad, más estático y la anarquía con la que ha convivido Pau en California no es una opción en Illinois. En el Este, los jugadores interiores son menos potentes que en el Oeste. La plantilla necesita unos retoques que van a ir llegando. Seguro que serán eficaces desde los despachos porque han pasado de ser una intentona de buen equipo a ser uno de los favoritos. Urge apuntalar esa condición.

Pau Gasol va a formar parte de una franquicia legendaria, conocida en todo el mundo y que posee una repercusión global inmensa. Para que los no iniciados se hagan una idea, Gasol ha cambiado el Real Madrid/Barça por el Manchester United. Y aquí viene el factor LeBron: los Cavs forman parte de la misma división que los Bulls. Piensen en esos duelos tan cercanos geográficamente y a horas tan cómodas para Europa como la 1:00 o las 2:00 de la madrugada para ver la NBA. Los que quieran ver a Gasol ya no lucirán tantas ojeras como antes. Y eso es una ventaja.

Temas relacionados: , ,

Cleveland, capital del mundo

http://www.basket4us.com/blog/2014/07/12/cleveland-capital-del-mundo-129878.html


12 de julio de 2014 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Tres palabras que significan más de doscientos millones de dólares. El “Vuelvo a casa” de ayer en la carta de LeBron James ha dado la vuelta al mundo y desencadenado una serie de acontecimientos y traslados monetarios tan enormes que sacuden hasta las ventas de camisetas en la tienda oficial de la NBA en New York.

LeBron señala que esta decisión “va más allá del baloncesto”. Sabe de su importancia como modelo de conducta para las nuevas generaciones. Entiende que alguien como él debe alentar a que los jóvenes amen su lugar de procedencia. “Quiero hacer ver que pueden triunfar en Ohio. Cuando terminen sus carreras en la universidad, pueden regresar a Cleveland para montar negocios y hacer que crezca todo.” Pues para que se hagan una idea directa de lo que dice LeBron: 80 millones de dólares. Esa cifra es lo que Cleveland y la franquicia de los Cavaliers están recibiendo o van a recibir antes del inicio de la competición. Un impacto inicial basado en venta de camisetas, abonos, y nuevos acuerdos de patrocinio.

Durante su estancia en Miami, LeBron generó 100 millones de dólares según varios estudios económicos. Pues trasladen esos millones del sur de Florida hasta el norte de Ohio. Un viaje de 1245 millas (2003 kilómetros), casi 20 horas de viaje y que transforma la imagen económica de las dos franquicias. Cleveland Cavaliers pasará a firmar un contrato televisivo que puede alcanzar los 40 millones por temporada, con vistas a superar incluso los 60. Los Heat van a ingresar sólo 50 por la marcha de LeBron. El tema de aforo y localidades vendidas cambia también. Los Cavs pasarán a ser uno de los equipos con más apoyo en el pabellón ya que se prevee que sean los segundos que más entradas vendan (con el desembarco económico que eso supone en forma de venta de bebidas, camisetas y demás artículos los días de partido)

Y aparte de todo esto, LeBron James pertenece a la empresa de representación LRMR de su amigo de la infancia Maverick Carter, que tiene base en Akron y que también guía a la otra estrella de la ciudad de Cleveland: Johnny Manziel. El rookie de los Browns es una de las nuevas promesas de la NFL y estrella mediática desde hace unos años. Digamos que LeBron (y “su” LRMR) desea hacer realidad eso que decía en la carta ” Es una decisión que va más allá del baloncesto”

PD. Si no les gusta la NBA ni Johnny Football, visiten el Salón de la fama del Rock que tiene sede en Cleveland. O el Metropark Zoo. Que el dinero fluya…

Swoosh, el campeón

En cada partido de este mundial, el espectador percibe mucho colores. En la grada pero también en el césped. De las camisetas y de las botas de los jugadores. Paralelamente a la competición futbolística, se produce otra igual de interesante entre las marcas deportivas. Y en ella, la marca estadounidense Nike ha arrasado. Diez selecciones […]


3 de julio de 2014 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

En cada partido de este mundial, el espectador percibe mucho colores. En la grada pero también en el césped. De las camisetas y de las botas de los jugadores. Paralelamente a la competición futbolística, se produce otra igual de interesante entre las marcas deportivas. Y en ella, la marca estadounidense Nike ha arrasado.

Diez selecciones han lucido y siguen luciendo el “swoosh” en el pecho. Nunca antes habían alcanzado ese número ni tampoco superado a las otras marcas. Brasil como estandarte, con Francia y Holanda como acompañantes de ese tridente. Se da la casualidad de que estas tres selecciones han llegado hasta los cuartos de final, siendo también la marca americana la que más representantes tiene en este momento de la competición.

Pero no sólo en los uniformes han ganado. También en los pies y el impacto en los espectadores. Más de un tercio de los jugadores que han acudido a Brasil, usan botas como las de Cristiano Ronaldo que ha liderado la revolución con el famoso botín-calcetín ligero y llamativo que ha impactado y gustado en ese mundo de las herramientas de los futbolistas. El espectador identifica la marca y el modelo, por encima de las demás. Neymar y sus Hypervenom doradas en homenaje a la Copa del Mundo. Los aficionados siguen disfrutando del fútbol, pero les gusta adivinar de quiénes son las botas que calzan los píes de sus ídolos.

La fiebre por los modelos de botas ha llegado también a las redes sociales dónde Nike arrasa. Tres millones y medio de followers en twitter, dos más que la competencia más directa. También la repercusión de la campaña “The Last game”, película de dibujos hechos por ordenador que atesora la impresionante cifra de 60 millones de reproducciones en Youtube.

Los futbolistas alzarán el día 13 la Copa del Mundo como ganadores de un Mundial, pero a día de hoy, el swoosh gana a las tres bandas.

Temas relacionados: , , ,

El Este es mejor

Ni se me ha ido la cabeza por dormir poco ni me ha sentado mal la cena. El título de este artículo está bien escrito y con toda la intención del mundo. Pueden echar un vistazo a la clasificación de las conferencias y reafirmarse en su juicio sobre la pérdida del mío. Háganlo, por favor. […]


6 de febrero de 2014 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Minnesota Timberwolves y Oklahoma City Thunder

Ni se me ha ido la cabeza por dormir poco ni me ha sentado mal la cena. El título de este artículo está bien escrito y con toda la intención del mundo. Pueden echar un vistazo a la clasificación de las conferencias y reafirmarse en su juicio sobre la pérdida del mío. Háganlo, por favor. Espero.

Si me han hecho caso, podrán observar las diferencias, abismos que ni el mismísimo Gandalf salvaría con su magia. Son certezas. Los números no mienten. 30 victorias serán más que 25. Naveguen sin rubor en la aritmética, que no van a sentirse engañados. ¿O sí? A mí esos signos del diablo no me vuelven a pillar. Ya aprendí la lección hace tiempo. Porque, por muchos resultados positivos que tengas y lo negativo esté alejado, llega un instante de la competición en que las calculadoras no sirven para nada.

En esos instantes no cuenta lo anterior. Es ese lugar donde los buenos y los grandes se diferencian. De los hacedores de numeritos a los que realmente dominan el juego. La calculadora no enfría el balón a dos segundos del final. Mirar cómo se mueve el Este es dramático. De verdad. Duelen los números. Las comparaciones con la otra conferencia son insostenibles. El décimo del Oeste estaría entre los mejores del Este. Da miedo.

Pero el Este es mejor. Olviden lo que han visto en la clasificación y los números e intenten ser sinceros. ¿De verdad creen que el campeón de la NBA va a salir del Oeste? Es un gran piscinazo, lo sé. Piensen lo que he escrito. Miami o Indiana no miran de lejos a los Spurs o a los Thunder. De hecho, estoy convencido: el que gane el Este, ganará la NBA. Cuando los números no cuentan.

P.D.: Si Durant tuviera un entrenador de verdad, uno al que no le temblasen las canillas cuando los números no cuentan, OKC sería campeón.

Temas relacionados:

Una feria

Si quieren pasárselo bien, marearse e, incluso, reírse, la opción de ver a los Lakers es la mejor. Porque ahí nadie defiende ni nadie parece estar comprometido. Las caras que pone Kobe en los partidos son la mejor prueba de lo que digo. De desesperación y asombro. Si sonríe, es de manera irónica y por […]


26 de enero de 2014 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Pau Gasol

Si quieren pasárselo bien, marearse e, incluso, reírse, la opción de ver a los Lakers es la mejor. Porque ahí nadie defiende ni nadie parece estar comprometido. Las caras que pone Kobe en los partidos son la mejor prueba de lo que digo. De desesperación y asombro. Si sonríe, es de manera irónica y por no llorar porque los Lakers provocan la risa histérica de una adolescente o las lágrimas de esa misma chica cuando su ídolo abandona el escenario.

Pero todo lo que les pasa a estos Lakers no es culpa, directamente, de D’Antoni ni de los jugadores. La culpa viene de los despachos. En concreto, del de Kupchak y del de Buss. Entre los dos, con reparto de culpa, son los únicos que han provocado esta feria que son. Con los fichajes, por los contrarios, por no saber elegir entrenador, por anteponer el ego, etc. Se pueden hacer algunas cosas mal y otras bien. Pero es extremadamente difícil hacerlo todo mal. Todo.

Desde ofrecer demasiado dinero en la renovaciones a dejar que la nave zozobre como hasta ahora. El futuro pinta oscuro. Piensen que en verano tienen que fichar a todo un equipo entero. Mantener a D’Antoni o echarle. Renovar a la baja a Gasol (si yo fuera el de Sant Boi, yo me iba al Este a seguir siendo grande, a seguir teniendo un contrato grande y a jugar para un grande). Renovar la ilusión de los fans. Fichar a Carmelo. O a un agente libre dispuesto a compartir vestuario con Kobe y no ser cabeza de cartel. A intentar no dar lástima o risa.

Les invito a que vean dos partidos seguidos de los Lakers. No tiene pérdida. Les va a gustar. De lo anárquico y malo que va a ser, les va gustar. “No te juntes con ese chico que te despista”. Frase de madre. Pues los Lakers son ese chico que te despista… Y los rivales, hay veces, que les siguenl a corriente y pierden. Pocas veces, eso sí.

Medio millón

Me llamaron para formar parte de algo nuevo. Para escribir sobre la NBA y participar en un proyecto ambicioso. Hablar de la mejor liga de baloncesto del mundo en castellano. Ayudar a llevar este espectáculo a más gente, derribando la barrera idiomatica. Fue hace 500.000 fans. Y no fue hace mucho. Porque esta aventura ha […]


20 de enero de 2014 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

LeBron James y Ray Allen celebran la victoria./ Getty Images

Me llamaron para formar parte de algo nuevo. Para escribir sobre la NBA y participar en un proyecto ambicioso. Hablar de la mejor liga de baloncesto del mundo en castellano. Ayudar a llevar este espectáculo a más gente, derribando la barrera idiomatica. Fue hace 500.000 fans. Y no fue hace mucho. Porque esta aventura ha ido muy rápido desde que me enteré del nombre y de los objetivos.

No se alcanza una cifra casi millonaria sin ambición y trabajo. Mucho de lo primero pero muchísimo más de los segundo. Encontrar una idea, ponerla en funcionamiento y esforzarse para transformarla en algo ya consolidado. La NBA es un mundo tan apasionante que se necesitaba un lugar donde poder hablar con la misma pasión de un fan pero con el rigor necesario para no caer en el forofismo ni en el amateurismo. Pero lo esencial ha sido la constancia. Todos conocemos webs o cuentas en twitter que comienza con mucha fuerza pero se diluye ante la necesidad de ser constante. Informar cuesta mucho. Y hacerlo todos los días, más.

Todos los que han pasado por Basket4us han atesorado la virtud de la constancia. La han mostrado a través del camino duro cada noche, cada mañana, tras cada café para no dormirse, tras cada noticia o vídeo. Como profesional que informa de la NBA en televisión, conozco lo difícil que es trabajar cuando el sol se esconde y lo complejo que es informar sobre algo que nos es tan lejano.Pues 500.000 personas lo disfrutan, han conseguido salvar un océano de barreras y viven las hazañas de los mejores jugadores del mundo cada noche o cada mañana. Cuando usted lo desee porque la NBA nunca duerme… Ni Basket4us

Efecto gaseoso, ¿o no?

Un cuarto de temporada regular y siguen arriba. El éxito se mide en tiempo y los Blazers no quieren ser los Devon Sawa de la Liga (busquen en IMDB quién es este chico). Sigo sorprendido por la forma y el contenido de este frasco oregoniano. Es la buena noticia. Nadie, repito, NADIE, les esperaba ni […]


18 de diciembre de 2013 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Un cuarto de temporada regular y siguen arriba. El éxito se mide en tiempo y los Blazers no quieren ser los Devon Sawa de la Liga (busquen en IMDB quién es este chico). Sigo sorprendido por la forma y el contenido de este frasco oregoniano. Es la buena noticia. Nadie, repito, NADIE, les esperaba ni tan alto ni tan divertidos. Si nos ponemos a repasar, los Blazers han pasado por la cárcel de los Wallace, Stoudamire y compañía, han sufrido los excesivos rigores defensivos de McMillan, la retirada de Roy, cambio de dueños, de nombre del pabellón y, en menor medida, de uniforme. Parece que los últimos sí han sido para bien. Necesitábamos a los Blazers porque desde hace más de veinte años han animado el oeste. Por unas cosas o por otras, siempre acudían a nuestra llamada.

Lo curioso de esta nueva etapa es que son siete jugadores como mucho los que juegan de verdad los partidos. Una de las rotaciones más cortas que yo recuerde con un esfuerzo tremendo cada noche. Lo lógico es que no aguanten tanto y tan arriba pero, ¿y si lo hacen? Esa duda me emociona. En el periodismo (y el la vida) el “y si…” y el “por si acaso” deben estar presentes en las decisiones y en los juicios de valor. Son factores que provocan alegría, zozobra y, en definitiva, la pimienta que todos necesitamos.

Los Blazers viven en las alturas porque lo meten todo, todos. Básicamente. Revisen números. Lillard. Mathews. Hasta Robin López ha sido llamado a la causa. Creer. LaMarcus Aldridge es un hombre. Lo ha aceptado y ejerce como líder. Hace cosas que cuando Roy estaba, no podía. Que cuando le faltaba confianza, no hacía. Cuando no lo comprendía… Pero Stotts ha representado el papel de profesor que enseña al alumno brillante pero remolón que con codos, puede alcanzar cualquier meta. Suena a película americana pero lo de Aldridge es puro guión de cine: muy bueno pero le falta confianza hasta que llega la figura de un mentor que le empuja a abrazar la gloria a través de sus capacidades.

Probablemente bajen y toda la fuerza que demuestran se convierta en espuma. Como La Revoltosa que nuestro abuelo abría en verano para su tinto de verano.

La rutina

Los años pasan. Las canas aparecen, los kilos vienen para quedarse, las resacas “duelen” más y los Spurs siguen igual. Como Jesús Vázquez. La NBA ha crecido y mutuado, Stern se va a marchar y los chicos de Popovich juegan a lo mismo. Es curioso que un equipo con una plantilla basada en tres pilares, […]


29 de noviembre de 2013 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Tim Duncan

Los años pasan. Las canas aparecen, los kilos vienen para quedarse, las resacas “duelen” más y los Spurs siguen igual. Como Jesús Vázquez. La NBA ha crecido y mutuado, Stern se va a marchar y los chicos de Popovich juegan a lo mismo. Es curioso que un equipo con una plantilla basada en tres pilares, con tantos cambios, siga haciendo lo mismo temporada tras temporada.

Desde que comenzase la temporada 99/00, los tejanos han ganado, como mínimo, 50 partidos. ¡50 victorias es su peor registro en 14 años! (Y porque sólo se jugaron sesenta y seis partidos por el cierre patronal). Siempre ha sido así, ganando por sistema, manteniendo este nivel. Nunca ha habido una temporada mala para ellos. Han pasado por allí todo tipo de jugadores, atletas, lectores de juego, pelirrojos, rubios, afroamericanos, europeos, argentinos, etc. Y siempre han jugado bien a esto. Todas las temporadas siendo de los mejores, según el año, estando muy arriba o sólo arriba pero si uno revisa los números, resultados y estilo, los Spurs son rutinariamente perfectos.

Han ganado cuatro anillos desde 1999. Cuatro campeonatos firmando un juego sin fisuras, lento o vertiginoso cuando toca, dependiendo de las piezas de la estructura. Popovich es uno de los tipos más inteligentes que hay en el mundo del baloncesto. Aprovechando primero la llegada de Duncan y después la de Ginóbili y Parker, el técnico ha sabido fortalecer su idea alrededor de estos tres pilares. Funcionar como un reloj. Dando la hora perfectamente. Unas veces han sido los únicos y otras veces han tenido que ver cómo otros lo hacían mejor que ellos. Áquellos se fueron pero, como una roca, los Spurs siguen inalterables. El concepto es simple: nosotros siempre igual. Unas temporadas, valdrá. En otras no pero siempre estarán ahí.

Es curioso porque ante nosotros lleva sucediéndose este hecho extraordinario. Casi una década y media de excelencia. Nosotros asumimos con normalidad que los Spurs siempre estén ahí. Incluso somos capaces de descartar esta filosofía porque los que la ejecutan son excesivamente maduros. ¡Qué equivocados! Los tejanos viven en un rutina brillante sin darse importancia. Como la muerte, siempre están ahí. Haciendo lo mismo, ganando lo mismo y esperando su oportunidad. En el junio pasado, se quedaron a un tiro libre de ganar su quinto anillo. Ante el todopoderoso LeBron. Casi. Yo me pregunto si en este curso desaparecerá ese “casi”. Obligados estamos a esperar pero lo que no debemos hacer bajo ningún concepto es sorprendernos que este equipo haga lo que lleva haciendo desde 1999. De eso, no.

Temas relacionados: , ,

Los piscineros

El futuro es una hoja en blanco que suele sufrir muchos borrones. Sobre todo al comienzo de la temporada. El mes de noviembre nos trae de vuelta la mejor liga de baloncesto del mundo y la legión de futurólogos, apóstoles del “ya lo dije/ya veréis” que se dedicar a ensuciar ese folio impoluto. La excitación […]


15 de noviembre de 2013 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Luis Scola

El futuro es una hoja en blanco que suele sufrir muchos borrones. Sobre todo al comienzo de la temporada. El mes de noviembre nos trae de vuelta la mejor liga de baloncesto del mundo y la legión de futurólogos, apóstoles del “ya lo dije/ya veréis” que se dedicar a ensuciar ese folio impoluto. La excitación por este maravilloso juego se mezcla con la insoportable pereza al escuchar a los iluminados que se arriesgan a vaticinar lo que sucederá dentro de nueve meses.

El inicio de los Pacers es brillante. Virginal incluso. Su récord es la Bar Refaeli de la fiesta. Tres temporadas construyendo para poder ser grandes. Se han quedado a las puertas de ganar a Miami dos veces. Les faltó un gramo de suerte, de factor X, de valentía… de lo que sea. Pero estuvieron muy cerca. Bird regresa para aportar esa micra especial ‘antiHeat’. Llevamos dos semanas. Queda mucho. Muchísimo. Demasiado.

Los piscinazos se ahogan con un triple de Allen desde la esquina y los pronósticos saltan por los aires cuando Leonard falla un tiro libre. Decir que los Heat se la van a pegar cuando sólo estamos a mediados de noviembre es una temeridad digna de los chicos de Jackass. Hay que ser muy valiente o muy estúpido para empezar a descartar a los Heat porque no han iniciado del todo bien el viaje. Como hace dos temporadas o como hace una. Una máquina bien engrasada que conoce los momentos y los mecanismos para iniciar el trabajo. Ya llegarán. LeBron es LeBron.

Vivir en el Oeste debe ser lo más parecido a estar en la primera posición de entrada a El Corte Inglés el día inaugural de las rebajas. Empujones, tirones, zancadillas, carreras, un guardia de seguridad por los suelos, gritos y tu tía Angelines pidiendo educación. Salvó los Spurs, que van a lo suyo y que les da igual la vida, los demás están al mismo nivel. De verdad. Desde los Warriors y los Thunder, pasando por Rockets y Wolves, hay muchísima igualdad. No se puede afirmar que Durant será capaz de volver a las Finales ahora que tiene a Westbrook a su lado. Tampoco se puede firmar final de conferencia para los Clippers. Ni para Memphis. Dos semanas de competición. Es muy poco.

Lo único que sí puedo augurar es que va a ser tremendo. No se sorprendan si el séptimo equipo acaba en las Finales o que el primero caiga en a las primeras de cambio… Pero,claro, estamos en noviembre, hace frío y no me apetece tirarme a la piscina. No es sano. Y hace frío

Tu ídolo en tu casa

Quedas con los amigos tras comprobar que no llueve. La pista debe estar seca. Es la mayor preocupación para el fan del básket cuando depende del cielo. Aunque amague el agua, toca bajar al parque a jugar. Como un funambulista que recorre un hilo por el aplauso del público. La pasión es lo primero. Trasnochar […]


10 de septiembre de 2013 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Kevin Durant en Barcelona

Quedas con los amigos tras comprobar que no llueve. La pista debe estar seca. Es la mayor preocupación para el fan del básket cuando depende del cielo. Aunque amague el agua, toca bajar al parque a jugar. Como un funambulista que recorre un hilo por el aplauso del público. La pasión es lo primero.

Kevin Durant en BarcelonaTrasnochar para ver a esos dioses del baloncesto. Aguantar las broncas de unos padres preocupados por tu descanso. No entender nada lo que te dicen al día siguiente en el instituto y aficionarse al café demasiado pronto. Vivir con la ojera. Asumir una tonalidad corporal más cerca del blanco nuclear que del chocolate. La NBA aglutina el talento y las emociones de todo un planeta. Hombres voladores, héroes capaces de hazañas antológicas con un balón naranja. La pasión sigue siendo lo primero.

Pues bien, todos esos sacrificios tienen su beneficio. Algo único e inesperado. Las mejores experiencias de la vida suelen venir acompañadas de una sorpresa. Imaginen: quedar con amigos para jugar al baloncesto, amagaba lluvia pero el sol salió, empiezas perdiendo pero bueno, es igual. Te das vuelta y aparece una de las razones por las que has sacrificado muchas cosas o la causa por la que amas un juego tan maravilloso. Tus ojeras son por su culpa, tu madre le odia y tú le amas. Por él gritaste a la madrugada. Por él quieres meter canastas sin parar. Kevin Durant está en tu cancha. Es tu sueño.

Temas relacionados: ,

Papelón para Orenga

Ser segundo plato no es agradable. Alguna vez nos hemos sentido así. Un sabor agridulce con un regusto demasiado amargo como para disfrutar. Tampoco es bonito jugar con dolor, con la certeza de que no estás bien y no puedes hacer lo que sueles. Entiendo a Mirotic y a Ibaka. Cada uno ha tomado la […]


14 de julio de 2013 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Ser segundo plato no es agradable. Alguna vez nos hemos sentido así. Un sabor agridulce con un regusto demasiado amargo como para disfrutar. Tampoco es bonito jugar con dolor, con la certeza de que no estás bien y no puedes hacer lo que sueles. Entiendo a Mirotic y a Ibaka. Cada uno ha tomado la decisión de acuerdo a una postura moral y física. No quiero ni busco las razones. No las necesito, como tampoco necesito ese absurdo debate sobre el compromiso. No son los primeros que deciden “saltarse” una cita con su selección. La lista de jugadores que declinan la invitación es larguísima. Pasa siempre. Es normal y respetable. Algunos necesitan descansar el cuerpo, otros la cabeza y otros directamente no consideran esencial su presencia. Lo veo lógico. Eso sí, en este país nos gusta más discutir y dictar sentencias sobre lo que está bien y lo que está mal que tolerar. Somos unos artistas…

Era un papelón para Orenga. Su primer problema y su primera solución. Ninguno va y punto. Arreglado. Ahora ya todo se centrará en su trabajo. Habrá análisis y comparación brutal con los predecesores ya que la experiencia de Orenga como primero es corta con los profesionales. Eso sí, la virtud más brillante que atesora es que conoce (y le conocen) los que están y los que estarán. Ha dado el paso habitual que se da en Estados Unidos y que en España se va a mirar con recelo: de asistente a principal. Tiene un papelón por aquello de entrenar a España y hacerla campeona. Nos hemos acostumbrado a vivir en el triunfo o en sus cercanías. Orenga tiene la labor de mantener esa “tradición” pero sin todas las piezas. Y será complicado pero lo que ha elegido por fuera es pura dinamita. Calde, Ricky, Llul y Sergio Rodríguez son cuatro maneras de entender un mismo deporte. Más lo que sume Marc Gasol por dentro, creo que vamos bien serviditos. Para meter mucho miedo. Llevamos una gran selección aunque Pau, Reyes y Navarro no estén. Candidatos a todo.

Por eso digo que Orenga ha tenido un papelón con el tema Ibaka/Mirotic y tiene otro en septiembre. Bendito papelón para alguien que lleva muchos años colaborando desde la sombra. Era el momento de salir de esa oscuridad y asumir responsabilidad directa. Tiene ganas y la ilusión para comandar este proyecto. Recuerden que todos los equipos tienen fecha de caducidad y las transiciones son complejas. Se le ha encomendado liderar ese proceso de construcción dinámica con vistas al Mundial. Será el que vaya completando el equipo alrededor de Pau y Navarro y encontrando fórmulas para sacarle todo el rendimiento cuando la edad golpea. Bendito papelón cuando se está preparado.

Dos destinos

Decidir bien bajo presión es algo que pocos individuos hacen correctamente. Es un arte. En cualquier campo de la vida. Negocios, deportes, cocinando… El tiempo nos han enseñado que Howard, hasta hoy, no domina esa capacidad. Acertar cuando el mundo se fija en él. Sonríe muy bien pero luego le toca abrazar el error. Fallo […]


7 de julio de 2013 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Decidir bien bajo presión es algo que pocos individuos hacen correctamente. Es un arte. En cualquier campo de la vida. Negocios, deportes, cocinando… El tiempo nos han enseñado que Howard, hasta hoy, no domina esa capacidad. Acertar cuando el mundo se fija en él. Sonríe muy bien pero luego le toca abrazar el error.

Fallo inicial de actitud desde hace años. Ni los últimos tiempos en Orlando ni en LA. Algún elemento siempre chirriaba. Que si Van Gundy, que si Kobe, que si la ciudad, que si el sistema, el hombro dolía,etc. La culpa nunca era suya. El entorno.

Ha protagonizado (porque ha querido) un culebrón/serial con muy mala premisa pero que podría convertirse en un éxito. Llega a Houston con una plantilla joven y dispuesta a todo. Con alegría, velocidad y Harden. El curso pasado ya hicieron cosas interesantes, colocaron los pilares de lo que podría ser un sueño y siguen andando el camino.

Con la llegada de D12, los Rockets pasan a ser peligrosos y fuertes. Todo esto en teoría porque Howard aún no ha explotado su potencial, se ha olvidado de su oficio y no ha “querido” seguir creciendo. Tal vez, y es una esperanza mía, en Houston y con McHale a los mandos, sea capaz de comprender quién puede llegar a ser. Porque los Rockets con él pueden ser un grandísimo equipo. Sólo para empezar, se quede o no Asiki, sólo con Howard, van a ser de los más fuertes por dentro. McHale es un tipo inteligente y creará un sistema donde todas las piezas puedan encajar y funcionar perfectamente. Howard deja atrás una ciudad bastante más divertida que Houston, más artificial, a Kobe y a los Lakers. Poca gente deja plantada a una de las franquicias más ganadoras de la historia. Por un lado puedes pensar que D12 está mal de la cabeza y, por otra, que algo raro pasa en los Lakers. Un 30-70% le doy.

Calderón por fin va a jugar en un equipo de verdad, con un jugador franquicia de verdad y con un entrenador, que no es santo de mi devoción pero que es de verdad. Los Mavs pegan con el estilo del español. Vale que están reconstruyendo y esas cosas pero esa base es bastante mejor que la de los Raptors aunque a Cuban le queden peor los trajes que a Colangelo. Hablo desde mi propia sensación y creo que Calde quería acabar aquí.
Hay veces que eliges porque puedes y acudes donde deseas. Otras eliges destino por despecho o querer hacer daño. Y otras directamente no quieren que vayas aunque te hubieras roto la espalda por ellos. La vida es así. Pero todo vuelve.

Temas relacionados: , , ,

El sueño de Kevin Durant

Seat Pleasant es una pequeña población a 10 millas de Washington DC. Una comunidad completamente afroamericana y con pocos lujos. Un lugar cualquiera en un país demasiado grande como para centrarse en cada pueblecito. Estamos cansados de ver en las películas esos pequeños sitios donde nunca pasa nada extraordinario… hasta que pasa. Kevin Durant pasea […]


29 de junio de 2013 Iñaki Cano Martínez - Sportyou

Seat Pleasant es una pequeña población a 10 millas de Washington DC. Una comunidad completamente afroamericana y con pocos lujos. Un lugar cualquiera en un país demasiado grande como para centrarse en cada pueblecito. Estamos cansados de ver en las películas esos pequeños sitios donde nunca pasa nada extraordinario… hasta que pasa.

Kevin Durant pasea por las calles de Seat Pleasant como si no hubiera sido el máximo anotador de la NBA, jugado unas Finales de la NBA, ser multimillonario, uno de los mejores jugadores de baloncesto del mundo y símbolo de la NBA. Como si siguiera siendo ese chico que se levantaba a las 6:00 para hacer series de running es “The Hills” porque después hace demasiado calor. O cruzarse toda la ciudad para ver a su abuela y disfrutar de su plato favorito: alitas de pollo. Su madre, protagonista de un spot de la NBA durante este curso, ha llorado durante dicho paseo, al rememorar sus momentos más duros y también felices. Una demostración más de la normalidad que rodea a los Durant dentro de la locura que rodea a una estrella mundial. Kevin Durant sigue siendo normal. Actuando como si nada de lo que su vida atesora fuera cegador. Él es humilde. No quiere olvidar de dónde viene, quién era y quiénes forman su círculo. Sigue siendo lo mismo.

Cualquier otro grande de la NBA no empujaría a la marca que le patrocina a que presentase sus nuevas zapatillas en su ciudad natal, con su familia al completo, sus amigos y, sobre todo, enseñando sus orígenes tan humildes. Muchos reniegan de sus recuerdos por miedo al rechazo ante tanta “contención económica”. Guardar en un cajón el DNI con tu dirección de nacimiento. Algunas estrellas se inventan sus inicios. KD no lo hace y promueve su humildad.

En la presentación de las KD VI, Durant ha paseado por sus orígenes con la prensa. Mostrando al mundo que de un lugar perdido puede nacer una estrella. El trabajo duro y los sueños son una buena mezcla, un cocktail luminoso si se mantienen los pilares de la humildad. KD no tiene reparos. Sigue siendo aquel joven soñador, aquel chico normal.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba