Archivo
8 de diciembre de 2016 8/12/16

Champions League

Roberto Carlos y Marcelo, 20 años ‘destrozando’ laterales zurdos

Roberto Carlos y Marcelo

Dos décadas después, la banda izquierda sigue en poder de un jugador brasileño y no se vislumbra ningún compañero que le pueda romper esa dinámica


18 de octubre de 2016 Julián Ávila - Sportyou

Roberto Carlos y Marcelo. Marcelo y Roberto Carlos. Los dueños de la banda izquierda en los últimos veinte años en el Real Madrid. Dos décadas de ‘dictadura’ canarinha arrinconando a compañeros de vestuario víctimas de su potencial futbolístico. En su día Roberto Carlos (1996-2007) y ahora Marcelo (2006-?) se han convertido en futbolistas de referencia tanto para el aficionado como para sus rivales.

La hemeroteca es demoledora para entender lo que han significado y significan estos jugadores en el Real Madrid. Por partes. Roberto Carlos fue el primero es vestir la camiseta en el verano de 1996 procedente del Inter de Milán, previo pago de 500 millones de pesetas. Aterrizó en la antigua Ciudad Deportiva de la Castellana con 23 años. Jugador potente, bajo de centro de gravedad, con tren inferior espectacular y unos gemelos a punto de reventar. Rapado al cero, su aspecto desprendía cierto temor cada vez que fruncía el ceño o escupía un carrusel de palabras ininteligibles después de una eléctrica entrada al contrario.

No tardó en adaptarse y sus veloces galopadas por la banda izquierda del Santiago Bernabéu arrancaron el aplauso del seguidor madridista. Enseguida hizo olvidar a Mikel Lasa y al ocasional Luis enrique, ‘huido’ por entonces al Barcelona. Su juego creció como la espuma y comenzó a devorar a competidores por el puesto como Dorado, Zé Roberto, Raúl Bravo, Solari… El paso de los años le hizo más fuerte y pese a rebasar la frontera de los 30 años siguió en el puesto como un titán. Hizo un pacto con las lesiones y dejó el Madrid con 34 años. Por entonces ya desprendía síntomas de agotamiento y el club pensó en otro joven.

Marcelo, una apuesta arriesgada

Su nombre era Marcelo. Un joven de 18 años que llegó al Real Madrid en el mercado de invierno del año 2006 (14 de noviembre) junto a otro pipiolo, Gonzalo Higuaín, y a Fernando Gago. Una apuesta arriesgada porque había que cambiar a un mito por una promesa. Marcelo y Roberto Carlos tuvieron tiempo para compartir vestuario y para hacer el traspaso de poderes.

No fue fácil su adaptación. El Madrid fichó poco después a Heinze y buscó en el sub 21 Drenthe otra opción de futuro. De la cantera subió Miguel Torres. Juande Ramos le utilizó de interior izquierdo y Pellegrini le subió más arriba todavía. Después de varias probaturas, Marcelo retrasó su posición para asentarse como lateral.

Lateral, pero sin perder su vocación ofensiva. Ya con Mourinho o Ancelotti en el banquillo se ha visto la mejor versión del brasileño, sobre todo en ataque. Ahora mismo es uno de los jugadores más desequilibrantes. Es la mejor arma sorpresiva del equipo de Zidane y así lo entienden los tres puntas porque han encontrado en él a uno de sus mejores socios. Su ausencia la nota el equipo y en su regreso este fin de semana -después de lesionarse ante el Villarreal- ha quedado patente su importancia.

Este martes, el Real Madrid juega ante el Legia en la Champions League y Marcelo debe ser de la partida porque ahora mismo es un jugador vital por mucho que se imponga la moda de las rotaciones.

Entrevista maravilhosa com meu ídolo @oficialrc3 #Enzo e Eric Faria! ⚽️🐶 #alegria

Una foto publicada por Marcelo Vieira Jr. (@marcelotwelve) el

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba