Archivo
8 de diciembre de 2016 8/12/16

Premier League

Un soberbio De Gea salva a Mou en Anfield

Liverpool - Manchester United

Liverpool y Manchester United han empatado a cero en un partido muy decepcionante, en el que el portero español ha destacado con dos grandes intervenciones


17 de octubre de 2016 - Sportyou

Liverpool y Manchester United han empatado a cero en Anfield, en el partido que cerraba la jornada 8 de la Premier League y que, a tenor de las expectativas generadas en los días previos, ha decepcionado profundamente.

Jose Mourinho hizo algunas modificaciones relevantes en su once titular, y pasó a un 4-2-3-1 en el que la principal novedad fue ver a Paul Pogba acompañando a Zlatan Ibrahimovic en la punta del ataque. Herrera y Fellaini -que volvía al once- ocuparon el doble pivote, mientras que Young -para defender a Clyne– y Rashford, ocuparon las bandas. Fue un planteamiento enfocado a limitar el caudal ofensivo del Liverpool, y durante el primer tiempo surtió efecto.

En los primeros 45 minutos no hubo una sola ocasión clara, y sobre todo fue motivado por el planteamiento de los red devils. El Manchester United presionaba bien la salida rival, y con el buen trabajo de Ander Herrera en las anticipaciones, los de Klopp no conseguían correr con ventaja. El partido se fue al descanso con 0-0, poco ritmo y mucho tedio.

En los segundos 45 minutos la dinámica cambió, y ahí apareció en dos ocasiones el nombre de David de Gea, que dejó dos paradas soberbias. La primera fue en el minuto 58, después de una gran jugada de Matip, que dejó en buena posición dentro del área a Emre Can, pero su remate lo sacó el guardameta español con una mano milagrosa.

Un minuto después, Jürgen Klopp metió a Adam Lallana por Sturridge y Coutinho, que estaba jugando como interior, subió unos metros su posición. El brasileño comenzó a desbordar más arriba y el Liverpool a tener la pelota más cerca del área. Fue el brasileño el que tendría la opción más clara en el minuto 71, sacando un remate que se iba a colar por la escuadra, pero De Gea volvió a hacer una parada soberbia.

Los intentos del Liverpool -que fue el que más apretó en el tramo final- se quedaron en nada, confirmándose un empate con el que el equipo de Mourinho dio la sensación de quedar más satisfecho.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba