Archivo
25 de agosto de 2016 25/08/16

General

Rossi, en busca de su sueño contra el Madrid

Giuseppe Rossi

Cuando empiece a rodar el balón, Giuseppe Rossi tendrá en mente algo más que los puntos que su equipo actual, el Levamte, le pueda arañar al Real Madrid en el estadio Ciutat de València. El anhelo del italoamericano va más allá porque lo que persigue es un sueño que le ronda desde hace mucho, que […]


2 de marzo de 2016 Chema Mancha - Sportyou

Giuseppe Rossi

Cuando empiece a rodar el balón, Giuseppe Rossi tendrá en mente algo más que los puntos que su equipo actual, el Levamte, le pueda arañar al Real Madrid en el estadio Ciutat de València. El anhelo del italoamericano va más allá porque lo que persigue es un sueño que le ronda desde hace mucho, que ha rozado en tres ocasiones y que nunca ha sido capaz de conseguir: acudir a una gran cita con la selección italiana.

La primera vez que estuvo en disposición de hacerlo fue en el Mundial de Sudáfrica de 2010. En aquella ocasión el seleccionador era Marcelo Lippi. El técnico se llevó a Sestriere a 28 futbolistas preseleccionados para finalmente elegir 23 y dejarse fuera a cinco. Rossi, que ya llevaba tres temporadas en Villarreal demostrando que podía tener un hueco, se quedó entre los descartes junto a Cassani, Sirigu, Borriello y Cossu. Lippi prefirió para la delantera Di Natale, Gilardino, Iaquinta, Pazzini y Quagliarella.

La segunda ocasión en la que podía acudir a una gran cita a representar a Italia fue en la Eurocopa de Ucrania y Polonia 2012. El delantero había disputado toda la fase de clasificación como uno de los titulares y era ya en el Villarreal una referencia en la Liga española. Sin embargo, el 26 de octubre de 2011, en el Santiago Bernabéu, se rompió el cruzado y dijo adiós a la temporada y, de nuevo, a su sueño. No volvió a jugar al fútbol hasta el año siguiente y la final de la Euro entre España e Italia la vio por televisión.

La tercera y última opción le llegó para el Mundial de Brasil en 2014. Rossi, ya en la Fiorentina, se había esforzado por agradar al nuevo seleccionador, pero Cesare Prandelli no había contado mucho con él y no estaba por la labor de hacerlo. Y menos cuando en enero de 2014 el delantero se vuelve a romper. Esta vez la lesión no fue tan grave como se presumía y, pese a que le afectó al ligamento de la rodilla, Rossi estaba ya disponible para Italia en mayo.

Prandelli le convocó para un par de amistosos y le dio minutos en uno de ellos, contra Irlanda. Pero se lo dejó fuera de la lista final. “Todos hablan de que no estaba bien físicamente: preguntadle a cualquier los resultados de mis test en los entrenamientos y en el partido, os quedareis sorprendidos”, declaró el jugador, en plena guerra vierta con el entrenador. Prandelli argumentó mal estado físico de Rossi para no convocarlo: “Antes del amistoso contra Irlanda le dije que físicamente estaba bien pero que quería ver algo más en el campo, quería ver esos gestos que inconscientemente hacen los futbolistas. Le dije: ‘quiero ver a un delantero’. Hasta quité a Immobile para dejarle a él, pero no vi lo que quería ver”

Ahora, con la Eurocopa de junio en el horizonte, Rossi tiene la última oportunidad ante sí. Depende de él, de los goles que meta y de cómo juegue al fútbol. Y es consciente de el Real Madrid es el rival idóneo para lanzar un mensaje contundente a su seleccionador.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba